Iniciar sesión

¿Has olvidado tu contraseña?

Ideas para la habitación de los más pequeños

Noticias

Una pared en ángulo pintada de verde enmarca una plataforma con un niño pequeño y su cama de tienda.

Los colores pueden hacer magia en las habitaciones de los niños y en Benjamin Moore podréis encontrar pinturas que os ayudarán a convertir el espacio de los peques en fuente de inspiración y fantasía.

 

Además de su alta calidad, las pinturas Benjamin Moore cuentan con certificación amigable con el asma y las alergias, productos con cero COV y cero emisiones, que les otorgan una máxima seguridad. 

 

Al hablar de pinturas para la habitación de los más pequeños los expertos recomiendan encontrar un equilibrio entre colores brillantes y dinámicos – que por lo demás, son los preferidos de los niños, con aquellos que favorezcan la relajación necesaria para el estudio y el sueño. 

Reviste gran importancia en materia del diseño interior de habitaciones infantiles: la combinación de colores neutros, como los grises y beige, que son precisamente los que ayudarán a potenciar el uso de colores vivos en la ropa de cama, las almohadas y otros accesorios del decorado de estos espacios. 

Un dormitorio para niños pintado de amarillo con literas grises y blancas.

Benjamin Moore cuenta con pinturas ideales para lograr este equilibrio en la gama de colores, como por ejemplo, el Yellow Highlighter 2021-40 que aporta el brillo suavizado por el Cotton Balls 2145-70 en los bordes, y complementado con Downpour Blue 2063-20 en la pared de fondo.

Y si sois personas prácticas y queréis ahorrar, seguramente os interesarán estas pinturas de máxima calidad de Benjamin Moore que os permitirán acompañar el paso de bebé a la niñez de vuestros hijos, sin tener que repintar la habitación, y sin que éstas pierdan ninguna de sus propiedades

Una pared de pizarra azul claro hace un acento divertido en el dormitorio de un niño.

Además, Benjamin Moore recomienda para el diseño interior de este espacio del hogar, reservar colores llamativos para la decoración de la habitación o los muebles, y optar por tonos neutros o pálidos en las paredes.

Ahora, imaginaros por un momento una enorme pizarra del tamaño de una pared en la que el niño pudiera escribir, dibujar, dar rienda suelta a su imaginación, y que además podríais borrar fácilmente al final del día. 

La pintura de pizarra de Benjamin Moore lo hacen posible. Es una excelente solución en materia de interiores para los niños, ya que les permite expresar toda su creatividad sin dañar el espacio: los más pequeños podrán dibujar directamente en paredes donde se ha aplicado esta pintura, ¡y sus “obras de artes” podrán luego ser borradas con un trapo! Este producto es de fácil aplicación, ofrece un secado rápido y está presente en una muy amplia gama de colores.

Con las pinturas Benjamin Moore podréis experimentar con una combinación de colores alegres: amarillos, azules y naranja, que le otorgarán a la habitación de los peques un toque de fantasía, como si de un verdadero cuento de hadas se tratara.

En Benjamin Moore tenemos a vuestra disposición miles de colores para transformar la habitación de los niños. Gracias a Benjamin Moore podréis decirle adiós definitivamente al aburrimiento y la monotonía, y hacer que vuestros niños puedan disfrutar de la fantasía que los colores otorgan.


HABITACIONES DE LOS NIÑOS

 

Consulte nuestro folleto HABITACIONES DE LOS NIÑOS para encontrar más inspiración y explorar la paleta de colores.

DESCARGAR FOLLETO